Avenali Asociados
Nuestro compromiso, acompañarlo en todo momento
Nuestro negocio, protegerlo en el suyo

El contenido de esta página requiere una versión más reciente de Adobe Flash Player.

Obtener Adobe Flash Player

Primeros Auxilios

Los primeros auxilios son los cuidados inmediatos que recibe una persona enferma o víctima de un accidente, hasta la llegada de un profesional médico.
Estos conocimientos son vitales en momentos en que proceder con rapidez y precisión puede significar salvar una vida.

Consejos para el socorrista

• Conserve la calma.
• Haga un reconocimiento rápido de la situación general. Determine posibles riesgos en el lugar del accidente, para su seguridad y la de la víctima.
• Pida ayuda: solicite la presencia de un médico o servicio de emergencia.
• Tranquilice a la víctima.
• Examine al lesionado. Si está conciente pregúntele sobre las molestias que tiene.
• Clasifique y atienda las heridas según su gravedad.
• Evite mover a la víctima.
• Atienda las hemorragias.
• Controle la respiración del herido.

Como actuar en presencia de: HERIDAS

Una herida es la rotura de la piel o las mucosas como consecuencia de un traumatismo. Los primeros auxilios tienen como meta prevenir las infecciones.

• Lave la herida y zonas cercanas con abundante agua y jabón.
• Presione firmemente sobre la herida con una venda o paño limpio hasta que deje de sangrar.
• NO aplique medicamentos sobre la lesión porque pueden producir reacciones alérgicas.
• NO utilice algodón, pañuelos o servilletas de papel para limpiar las heridas o hacer presión sobre ellas, pues estos elementos desprenden fibras que se adhieren a la herida causando infecciones.

Contusiones

Se caracterizan por la presencia de dolor y hematomas. Generalmente son producidas por elementos contundentes ( piedras, objetos pesados ).

• Descarte alguna fractura en las partes afectadas.
• Aplique compresas frías o una bolsa de hielo y envuelva el área que ha resultado dañada.

Hemorragias

Se denomina así a la salida de sangre por rotura de los vasos sanguíneos. El objetivo de los Primeros Auxilios es detener la pérdida de sangre.
En el caso de hemorragias externas:

• Coloque a la víctima en una posición cómoda.
• Presione sobre la lesión.
• Envuelva la zona sangrante con un vendaje. NO utilice algodón, pañuelos ni servilletas de papel.
• Lávese las manos y todas las partes del cuerpo que hayan estado en contacto con la sangre u otros líquidos del paciente lo más rápido posible.
• Si la hemorragia continúa y la sangre se filtra a través de la gasa o tela, NO quite el vendaje, añada más material absorbente encima.
• Levante la zona afectada.
• En caso de sangrado nasal, haga que la víctima se siente con la cabeza ligeramente inclinada hacia adelante. Presione el orificio nasal que sangra durante 5 minutos. Si la hemorragia persiste, coloque hielo sobre nariz y mejilla y consulte al médico.

Si sospecha de una hemorragia interna ( la víctima está pálida, tiene la piel fría y sudorosa, mareo, el pulso rápido y una baja presión arterial ): acueste a la vícitma, abríguela y solicite atención médica inmediata.

Amputaciones

Separación de una extremidad o parte de la misma del resto del cuerpo como consecuencia de una lesión.

• Aplique inmediatamente presión sobre el área afectada.
• Envuelva el miembro amputado con una venda o tela limpia e introdúzcalo en una bolsa de plástico.
• Deposite la bolsa en un recipiente con hielo.
• Asegúrese de que la víctima reciba asistencia inmediata.

Lesiones en los Ojos

Un cuerpo extraño en el ojo puede ocasionar dolor, enrojecimiento, lagrimeo. En ese caso:

• Evite que la persona se frote.
• Cubra el ojo con un elemento hueco y traslade rápidamente a la víctima a un centro de atención.

En caso de salpicadura de producto químico, enjuague con abundante agua durante por lo menos 15 minutos evitando que el contaminante ingrese en el ojo sano.

En ambos casos, es fundamental la consulta con un especialista de ojos.

Fracturas

Simple o cerrada:

El hueso está quebrado pero la piel permanece intacta. Los síntomas son: Hinchazón, dolor e imposibilidad de usar la extremidad.

• NO mueva a la víctima hasta tanto no haya inmovilizado la fractura, a menos que la vida del paciente esté en peligro.
• Inmovilice la extremidad bloqueando las dos articulaciones cercanas ( superior e inferior ) a la articulación afectada con algún elemento rígido ( entablillado ).
• Controle el pulso.
• Busque ayuda profesional.

Abierta o expuesta:

El hueso fracturado rompe la piel que lo rodea y resulta visible.

• Corte las prendas que dificulten la atención de la víctima.
• Coloque vendas o paños limpios sobre la herida y controle la hemorragia sin ejercer presión sobre el hueso.
• NO intente acomodar el hueso fracturado.
• Solicite asistencia médica.

Quemaduras

Son lesiones que provocan la destrucción de tejidos superficiales como la piel y tejidos profundos como músculos, tendones, ligamentos o huesos.
En las quemaduras de Primer Grado ( enrojecimiento, dolor ) siga estos consejos:

• Aplique agua fría sobre la lesión, NO utilice pomadas ni remedios caseros.
• Si existen ampollas, NO las reviente.
• Cubra el área con una gasa o tela limpia y traslade rápidamente a un centro médico

Intoxicaciones

Una intoxicación es el ingreso al organismo de cualquier sustancia tóxica.
Los síntomas varían según el tóxico, la sensibilidad de la víctima y la vía de penetración. Las manifestaciones más frecuentes son: malestar general, dolor de cabeza, dolor de estómago, convulsiones, delirio, dificultad para respirar, náuseas, vómitos, mal aliento, señales de quemaduras alrededor de la boca, pupilas dilatadas o contraídas, trastornos en la visión.

Tenga en cuenta estos consejos:

• Realice una inspección rápida del lugar para averiguar lo sucedido.
• Aleje a la víctima de la fuente de envenenamiento.
• Revise el estado de conciencia y verifique si la víctima respira y tiene pulso.
• Trate de averiguar el tipo de tóxico, la vía de penetración ( piel, boca, nariz, ojos ) y el tiempo transcurrido.
• Afloje la ropa pero mantenga abrigada a la víctima.
• Evite provocar el vómito, esta acción puede reportar más daños que beneficios.
• Si la víctima presenta vómito, mantenga las vías respiratorias libres de secreciones.
• Coloque a la persona de costado para evitar que el veneno vomitado sea ingerido nuevamente.
• Cerca de la persona afectada suele encontrarse el recipiente que contiene la sustancia tóxica. Busque los recipientes que estén cerca de la víctima y llévelos a un centro médico para que su contenido sea analizado.
• Solicite ayuda profesional urgente.

Picaduras

Picadura de insecto con aguijón:

• Retire el aguijón en la misma dirección en la que penetro.
• Aplique compresas de agua fría o helada sobre el área afectada para reducir la inflamación y disminuir el dolor.

Picadura de alacrán, escorpión o araña:

El trabajador puede presentar enrojecimiento o hinchazón alrededor de la herida, calambres, dificultad para respirar, rigidez abdominal, náuseas y vómitos. Ante estos síntomas:

• Lave la herida con abundante agua y jabón.
• Aplique con presas frías.
• Traslade a la víctima rápidamente a un centro asistencial.

Mordeduras de serpientes:

• Coloque a la víctima en reposo y tranquilícela. Suspéndale toda actividad, ya que la excitación acelera la circulación de la sangre y la absorción del veneno.
• Quite los anillos y los objetos que puedan ejercer presión.
• Lave la herida con abundante agua y jabón, sin friccionar.
• NO coloque hielo, NO realice cortes ni succione la herida con la boca.
• Si la mordedura es en brazos o piernas, realice un vendaje compresivo ancho para evitar la circulación del veneno.
• Identifique, si es posible, el tipo de víbora para informa al médico.
• Traslade al paciente a un centro médico en el menor tiempo posible.

Decálogo de lo prohibido

• NO se involucre si desconoce qué es lo que tiene que hacer en estos casos.
• NO toque las heridas con la mano, boca o cualquier material sin esterilizar.
• NO toque coágulos de sangre.
• NO limpie la herida hacia adentro, hágalo siempre hacia el exterior.
• NO intente nunca coser una herida.
• NO coloque algodón ni tela adhesiva sobre heridas o quemaduras.
• NO mueva a la persona al menos que sea estrictamente necesario.
• NO utilice remedios caseros.
• NO aplique vendajes húmedos, demasiado flojos o muy apretados.
• NO quite con violencia las gasas que cubren las heridas.

Avenali Asociados

Maipú 70 Piso 3° Oficina 31 - Tel: 0381 - 4310200
San Miguel de Tucumán CP 4000 - Tucumán - Argentina